Define Arbusto Crower

Un artista con una personalidad y un estilo explosivo capaz de hacerte bailar, reír, llorar y divertirte al mismo tiempo.

Ecléctico e Iconoclasta, con letras explosivas y un estilo cercano a la música urbana y electro urbana pero más sofisticado e intelectual.

Pura dinamita sonora con un peculiar sentido del humor y con toda la fuerza de un artista que sabe dotar de profundidad a los Beats.

Un ejemplo de ingenio y perseverancia que hará que entres en estados caóticos y a su vez repletos de una mente y un corazón que sufre pero también goza.

Arbusto Crower es sinónimo de elegancia y poesía que de cuando en cuando se te escapa por la boca y derrama al mundo una inusual belleza comprometida y audaz.

En un principio fue casi todo sentido del humor, pero ya para el segundo álbum se transformó en vivencias más dolorosas, teniendo como bandera su especial manera de expresar lo que sucede en su mente, pero también cantando al amor consciente y a algunos asuntos sociales ante los que representa el duro combate de quien se ha explorado a si mismo y entiende que en lo diverso está la gracia y el sentido.

Un artista que sabe romper el silencio que a veces incomoda pero que siempre se nutre de verdad y humildad.

En la música encuentra toda su inspiración para lanzar auténticos estallidos en forma de letras salvajes a la vez que poéticas.

Pura magia entre la sensación de vacío y la plenitud, con el alma a fuego y la mirada encendida en todas sus formas. Incluso cuando deja caer su sentido del humor lo hace bajo la preocupación de un artista comprometido con el ser humano.

Humanidad en el combate que a veces ciega a quienes no saben escuchar. Disfrutando cada verso en el encuentro entre lo más loco y lo más cuerdo, en el amor y en el odio, en la sabiduría y la inspiración.

Algunas de sus letras son improvisadas en el mismo momento de la grabación, otras perlas sutilmente pensadas y previamente escritas con tal delicadeza que se hacen fuertes en su fragilidad.

Un artista poderoso y carismático que se nutre de la vida y también de la muerte, y de toda la energía que en su interior imagina deambulando el encuentro de lo bello y lo soez, en un camino fértil con sus luces y sombras.

Arbusto es sencillamente lo que nunca fui y lo que pudo ser, endiabladamente conciso y con la suficiente alegría para disfrutar de los momentos tristes como si fueran bendición de lo opuesto y lo vital, de lo real y lo imaginado, con recuerdos que fueron y que no, sintiéndose libre pero también esclavo en una sociedad acostumbrada a lo barato y lo gratis que deja de lado el merito y la creatividad para adorar a muñecos de cera enjauládos en cuerpos artificiales.

Es lo contrario a la vulgaridad y a la carencia de sentimientos.

Un artista capaz de sonreír entre la niebla y de llorar a pleno sol. Entre la mañana que nace del silencio y la noche que deja atrás el ruido de un mundo en el que la fe en uno mismo hace que seas señalado y, a su vez, hace que crezca la emoción.

Arbusto Crower es temblor y abismo a la vez que sutil fragancia a verdad y fuerza entre el escándalo y la paz, entre el rumor y la certeza. Un artista sincero que deja ver su debilidad para convertirla en calor y energía. Un equilibrista de las emociones, un naufrago vital, un guerrero del alma, un ruiseñor confuso y a su vez una bella manera de afrontar la vida tal y como se presenta. Valiente y divertido a la par que sumido en el dolor que nace de las pasiones inocentes en las que de cuando en cuando algo se aprende. Aprendizaje de molinos enfurecidos por el ruido, intensidad y refugio, amistad y rivalidad de enemigos que se encuentran y se recnocen. La esencia de un ser humano capaz de lo mejor y de lo peor, contradictorio e inquieto, sin dar nada por ganado pero tampoco por perdido. Un ser imaginado que pudiera ser real en cualquier planeta, guiado por el cosmos y puramente terrenal. El sentimiento de estár vivo y la afección de los impulsos que se desvaecen con el tiempo para dar paso a la sabiduría de quién luchó, perdió, y finalmente venció de una forma templada en la conquista del tiempo. Sencillamente vida y vivo hasta morir entre los sentidos desparramados por el sabor saber en soledad. Habiendo logrado la mejor compañía la cual sabe de su genuinidad que a su vez se compromete y da rienda al amor consciente de la bondad y la calma. Finalmente en calma.

Después dormir…

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *